top of page
Search
  • Writer's pictureMinisterioRestauracionUSA

El rapto: Una docrtina olvidada

Updated: Nov 5, 2018

Por: Ana E. Ríos López


El rapto de la iglesia es una de las doctrinas olvidadas por la iglesia tibia del siglo 21. Aun cuando aparecen muchas referencias de este evento en la Sagrada Biblia, los entretenidos creyentes viven acomodados a este siglo tal y como vivió la iglesia de Laodicea. Jesús, a quien Juan vio en su visión con una espada aguda en su boca (Apocalipsis 1:16), hizo una seria advertencia a esta iglesia que es un prototipo de la iglesia moderna: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. Apocalipsis 3:15,16.


El evento del rapto, más bien, es una promesa hecha para los creyentes fieles que aman la venida de Cristo. A la iglesia de Filadelfia, un prototipo de estos creyentes fieles, le fue garantizado por la boca de Cristo que sería librada de la hora terrible de prueba por su fidelidad a la Palabra de Dios.


7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 8 Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 9 He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. 10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 11 He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. 13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Apocalipsis 3:7-1


¿A qué hora de prueba hace referencia Jesús?…21 porque habrá entonces gran tribulación, cual no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, ni la habrá. 22 Y si aquellos días no fuesen acortados, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Mateo 24:21,22 Esta tribulación es lo que los cristianos llaman “la gran tribulación”. Jesús dio unas señales que servirían como una antesala al evento de la gran tribulación, un evento que cubrirá los últimos siete años de la historia humana. Algunas de estas señales han tenido su cumplimiento durante estos últimos años:


  • Incremento en avances científicos; Daniel 12:4

  • El pecado de Sodoma se ha legitimado; Lucas 17

  • Hambres, terremotos y desastres climatológicos; Marcos 13

  • Los días están siendo acortados; Marcos 13

Éstas y otras señales del fin anuncian que pronto habrá una intervención divina en la tierra de tal magnitud que las potencias de los cielos serán removidas. Mateo 24:29; Isaías 24. No todos los que se llaman cristianos o asisten a las iglesias serán partícipes de esta bienaventuranza porque no todos están dispuestos a pagar el precio que demanda una consagración a Dios tal y como Dios lo establece en la Sagrada Escritura. Muchos se perderán este evento glorioso pues Jesús dijo que “donde esté vuestro tesoro allí también estará también vuestro corazón”. Mateo 6:21. Lamentablemente, el tesoro de muchos creyentes no son las cosas de Dios sino la vanagloria de la vida.


Claramente somos advertidos por el Espíritu Santo en 1 Juan 2:15-17: No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no esta en él. 16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 17Y el mundo pasa y sus deseos; pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

A la iglesia de Filadelfia, quien hoy compone ese remanente pequeño de creyentes fieles a la Palabra de Dios, se le hace una promesa: serán librados de la terrible tribulación que viene sobre los moradores de la tierra. A la iglesia de Sardis, al contrario, se le recrimina fuertemente su mortandad espiritual. “Tienes nombre de que vives y estas muerto.” Apocalipsis 3:1-6.


Sardis es una representación de un grupo de creyentes del último tiempo a quienes el rapto tomará por sorpresa. Aun cuando conocen la Palabra y han sido beneficiados con la gracia del Espíritu Santo, han hablado lenguas y han experimentado sanidades, estos creyentes han dejado apagar la llama de su fe. Sus oraciones se asemejan a rezos de muertos. Han hecho alianzas con el mundo perdiendo de vista una salvación tan grande. Sardis ha contristado al Espíritu Santo. Efesios 4:3 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.


Sardis es la única iglesia que es amenazada con la inminencia del rapto. Porque en una hora tan inminente, en una hora cuando todas las señales indican el fin de los tiempos esta iglesia está descuidada, ha dejado al Espíritu Santo y se ha tornado tras su vano corazón. Cuando el Espíritu Santo se va de la vida de una persona, ésta se muere espiritualmente. Cuando el Espíritu Santo es sacado de la iglesia, la iglesia muere. Vivimos un momento cumbre. Nunca antes el Espíritu Santo ha estado tan insistentemente llamando a los seres humanos a buscar a Dios. 20 Anda, pueblo mío, entra en tus aposentos, cierra tras ti tus puertas; escóndete un poquito, por un momento, en tanto que pasa la indignación. 21 Porque he aquí que Jehová sale de su lugar para castigar al morador de la tierra por su maldad contra él; y la tierra descubrirá la sangre derramada sobre ella, y no encubrirá ya más a sus muertos. Isaías 26:20, 21 (RVR1960)


Dios está hablando por todos los medios. Está hablando por sueños, visiones y profecías, y más recientemente está hablando a través de la naturaleza. Estas señales son puestas para hacer tornar al ser humano a Dios y para que su iglesia se prepare y pueda escapar de la destrucción que se acerca. Dios está llamando a sus hijos a entrar al aposento de la oración, la humillación y el ayuno. A liberarse de los afanes de la vida cerrando tras sí sus puertas en una búsqueda intensa y comunión con Dios con el fin de que puedan ser hallados dignos de escapar de las cosas que sobrevendrán sobre la tierra.


34 Mirad también por vosotros mismos, que vuestros corazones no se carguen de glotonería y embriaguez y de los afanes de esta vida, y venga de repente sobre vosotros aquel día. 35 Porque como un lazo vendrá sobre todos los que habitan sobre la faz de toda la tierra. 36 Velad, pues, en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en pie delante del Hijo del Hombre.

Lucas 21:34-36


La analogía que se utiliza del “lazo” nos ilustra algo sorpresivo, y hay una única manera de escapar de este evento sorpresivo que enlazará a la humanidad y es “velar y orar”. ¿Velar qué? Velar en retener lo que se ha recibido.


Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.Apocalipsis 3:3


He aquí, yo vengo como ladrón. Bienaventurado el que vela, y guarda sus ropas, para que no ande desnudo, y vean su vergüenza. Apocalipsis 16:15


Una de las señales del fin que el ángel habló a Daniel fue el adelanto de la ciencia. En los últimos años hemos estado observando como este adelanto científico está siendo impulsado por un espíritu de soberbia y desafío al Creador. El ser humano ha estado intentando usurpar el lugar de Dios en su soberbia de dirigir el destino de la humanidad. En su osadía están creando un caos en todas las esferas: social, económico, nutricional, ecológico y biológico. Hasta el espacio sideral está siendo contaminado en este espíritu de desafío a Dios.


El hombre ha logrado descifrar el genoma humano pues, según ellos, han llegado a descubrir el árbol de la vida y lograrán alcanzar la inmortalidad. En una noticia que irrumpió en primera plana en uno de los periódicos más leídos del mundo explicaban que la causa que lleva a la degeneración física asociada al envejecimiento son los telómeros. Estos son segmentos del ADN ubicados al final de las cromosomas. Cada vez que la célula se divide sus telómeros se van acortando y una vez que la célula no tiene telómeros esta muere pues no puede reproducirse. Pero hallaron una enzima llamada telomerase, la cual invierte el proceso. Es una de las causas por las cuales las células cancerosas duran mucho tiempo. Hicieron entonces experimentos donde aplicaron enzimas de telomerase a células sanas de ratas envejecidas y éstas vivieron más tiempo y se rejuvenecieron.


El domingo, 16 de septiembre de 2018 el periódico digital del Reino Unido, Daily Mail, publicó una noticia bajo el título “Por el precio de una taza de café, para el 2020 los humanos podrán regenerar sus órganos y vivir hasta 150 años” (Traducción libre del inglés). Lo han logrado utilizando el proceso antes mencionado de reprogramación de células. El Profesor David Sinclair, de la Universidad de Harvard, un científico que ha estado usando sus propias moléculas para reducir el proceso de envejecimiento, dijo que su edad biológica ha sido reducida a 24 años después de haberse tomado una píldora creada por él mismo. Dijo que su padre de 79 años ha estado ejecutando faenas no propias para su edad después de haber comenzado a usar la molécula un año y medio atrás. También reclama que su cuñada volvió a ser fértil otra vez después de haber tomado el tratamiento. En sus 40 años había comenzado la transición a la menopausia. Se contempla que para el año 2020 la píldora estará disponible al público.


¿Será esta la causa que habla el capítulo de Apocalipsis que los hombres buscarán la muerte y la muerte huirá de ellos?


Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. Apocalipsis 9:6


Porque estos son días de retribución, para que se cumplan todas las cosas que están escritas. Lucas 21:22

41 views0 comments

Comments


bottom of page