top of page
Search
  • Writer's pictureMinisterioRestauracionUSA

Apocalipsis: Un libro para nuestro tiempo Parte 4

Por: Ana E. Ríos López



Capítulo 3


Y escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete Espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice estas cosas: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto, 2 Sé vigilante y confirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. 3 Acuérdate pues de lo que has recibido y has oído, y guárdalo, y arrepiéntete. Y si no velares, vendré a ti como ladrón, y no sabrás en qué hora vendré a ti. 4 Mas tienes unas pocas personas en Sardis que no han ensuciado sus vestiduras: y andarán conmigo en vestiduras blancas; porque son dignos. 5 El que venciere, será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. 6 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.


Sardis: La iglesia muerta


Jesús se presenta a la iglesia de Sardis como el que tiene los siete Espíritus

de Dios, o sea con la plenitud del Espíritu Santo, algo que esta iglesia ha perdido. También como el dueño y Señor de las iglesias. Al perder el poder y la plenitud del Espíritu Santo en su vida, Sardis entró en un proceso dedescomposición espiritual. Jesús le dice que está muerta.


En la iglesia de Sardis aparece representada la élite del cristianismo vacío contemporáneo que comenzó a incursionar por los tenebrosos túneles del conocimiento y la filosofía humanista y socialista. A esta iglesia Jesús da una seria amonestación: “ 2 Sé vigilante y confirma las otras cosas que están para morir”. Estos cristianos de Sardis yacen sepultados en sus lujosos templos. Sus sermones son como incienso quemado en los servicios mortuorios. Sus fríos rezos son como palabras esculpidas en lápidas y sus cánticos carecen de cadencia e inspiración espiritual. ¿Qué ha ocasionado su muerte? Esta iglesia ha absorbido veneno en pequeñas dosis; poco a poco ha ido ingiriendo una serie de sustancias tóxicas que le han quitado la vida delEspíritu. Sardis ha contristado al Espíritu Santo de Dios. Este terrible venenoha sido la filosofía humanista. En el renacimiento se la llama humanismo cristiano porque, más bien, se sincretizó la fe con la razón. Sardis ha echado a un lado las armas poderosas del Espíritu y se ha apoderado de armas muy peligrosas legitimándolas en sus cultos de adoración y programas de consejería.


A esta iglesia Jesús le advierte que sea vigilante, que examine los falsos maestros y profetas que se van infiltrando debido a su espíritu secularista. El Señor le hace un llamado a que afirme las otras cosas que están para morir. ¿Por qué están para morir? Porque el Espíritu Santo se ha contristado a fuerza de haberlo marginado y ridiculizado. Sardis está en graves problemas con Dios. Cuando una obra no está perfectamente erecta, indica que algo anda mal en los fundamentos y esto podría ocasionar la ruina y caída del edificio. Por lo tanto, se le exhorta a guardar lo que ha oído y arrepentirse de sus obras. Jesús la amenaza con venir sobre ella como ladrón. La condición de esta iglesia refleja la condición típica de muchas iglesias de los días finales, los días del rapto, por lo tanto será sorprendida con el evento grandioso e inminente del rapto.


Filadelfia: La iglesia fiel


7 Y escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Estas cosas dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, ycierra y ninguno abre: 8 Yo conozco tus obras: he aquí, he dado una puerta abierta delante de ti, la cual ninguno puede cerrar; porque tienes un poco de potencia, y has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 9 He aquí, yo doy de la sinagoga de Satanás, los que se dicen ser Judíos, y no lo son, mas mienten; he aquí, yo los constreñiré a que vengan y adoren delante de tus pies, y sepan que yo te he amado. 10 Porque has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar a los que moran en la tierra. 11 He aquí, yo vengo presto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá fuera; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalem, la cual desciende del cielo de con mi Dios, y mi nombre nuevo. 13 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.


Jesús envió un mensaje a siete iglesias y sólo dos son encomiadas. Una porque mantenía su fe dentro del fuego de la persecución y la otra por su fidelidad. En medio de un mundo de placeres y atractivos carnales, esta iglesia se mantenía fiel a lo que había recibido. El nombre Filadelfia significa “amor fraternal”. La iglesia era criticada y asediada porque había decidido mantener su firmeza en un mundo cambiante. Quizás la iglesia era señalada porque por esta posición tomada no podía obtener el alcance para crecer y expandir sus filas. Por consiguiente, Jesús le hace la aclaración que Él tiene las llaves. Él cierra y ninguno abre; Él abre y ninguno cierra.


La santidad de Dios exige asumir posiciones que generalmente son contrarios a los estándares del mundo. O sea, separación de las tendencias culturales que imperan. Es en este aspecto que la iglesia es reconocida por Jesús y se le hace una promesa, sería librada de la hora de la tentación que vendría sobre los moradores del mundo. Aparentemente Jesús está proyectándose a un evento futuro pues nunca la humanidad ha sido expuesta a una tentación global. Esta hora sería un momento crucial cuando cada ser humano tendría que asumir posición ante un desafío de vida o muerte.


Aparentemente este evento futuro será una imposición gubernamental de recibir el implante de un dispositivo sin el cual no se podrá comprar o adquirir bienes materiales ni vender. A la iglesia de Filadelfia se le advierte sobre la pronta aparición del Hijo de Dios y le son hechas promesas por haber mantenido su fidelidad a los postulados del evangelio de Cristo.



Laodicea: La iglesia tibia


14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí dice el Amén, el testigo

fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío, ni caliente. ¡Ojalá fueses frío, o caliente! 16 Mas porque eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 porque tú dices: Yo soyrico, y estoy enriquecido, y no tengo necesidad de ninguna cosa; y no conoces que tú eres un cuitado y miserable y pobre y ciego y desnudo; 18 Yo te amonesto que de mí compres oro afinado en fuego, para que seas hecho rico, y seas vestido de vestiduras blancas, para que no se descubra la vergüenza de tu desnudez ; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo: sé pues celoso, y arrepiéntete. 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21 Al que venciere, yo le daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. 22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.


Hay tres puntos en los cuales la iglesia de Laodicea es reprendida:

1. Era tibia.

2. Se había despojado de sus vestiduras de santidad.

3. Estaba ciega espiritualmente.


Laodicea es la iglesia que imperará en los días de la segunda venida de Cristo. Su falta de espiritualidad y una constante exposición al sistema de iniquidad de la época cegó a esta iglesia. Todo esto la llevó a despojarse de sus ropas sacerdotales de santidad y ahora anda desnuda espiritualmente. El Espíritu Santo inspiró al apóstol Pablo sobre los días de Laodicea. En 2 Timoteo capítulo 3, Pablo hace una firme reconvención previniéndonos sobre los difíciles días antes del rapto. Es un cuadro de la imperante iglesia de Laodicea, la iglesia tibia que se ha acomodado al mundo y sus deseos. Algo ha dejado a esta iglesia ciega espiritualmente y Jesús le ofrece el colirio del Espíritu. El colirio era un medicamento usado por los antiguos contra la ceguera. Jesús le ofrece también las vestiduras blancas, símbolo de la santidad que debe investir toda la vida de un creyente. La presente tecnología ha seducido a la iglesia robándole la vida espiritual y dejándola ciega. La ha despojado de sus ropas sacerdotales de santidad. Las horas que pasan los creyentes en las redes sociales han ido poco a poco erosionando su relación con Dios. Los cada vez más violentos juegos electrónicos, las películas y series de televisión han ido despojando a muchos creyentes de sus vestiduras de santidad. Netflix ha logrado una fanaticada cada vez en aumento, entre ella una gran mayoría de cristianos que día a día están siendo intoxicados con cruentas escenas de satanismo,

violación sexual, bestialismo, pedofilia y todas la perversiones del infierno.


La iglesia de Laodicea es una iglesia acomodada al sistema y vive para el placer. Sus candentes mensajes de motivación están influenciando a las masas de cristianos para suplantar la íntegra Palabra de Dios por la “comida chatarra” de conveniencia y prosperidad. Los laodicenses de la época construyen su reino de proyectos y supuestas empresas misionales aquí en la tierra. Laodicea está en problemas con Dios; ha estado creando malestar dentro del cuerpo de Cristo y será vomitada. Jesús ha estado tocando a la puerta de Laodicea pues tiempo ha que lo ha sacado fuera de sus contornos.

38 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page